Lunes, 14 de Octubre de 2019
Programas / Integración y Desarrollo Territorial
Ruben Daza publicó un libro sobre “Economía Popular y Solidaria”
Este libro conceptualiza y sistematiza una importante experiencia realizada en Jujuy desde la Secretaria de Economía Popular del Gobierno de la Provincia. El proyecto formó y financió a más de dos mil productores y emprendedores. "Delegar compartiendo principios y recursos es fundamental para construir redes. Las alianzas se construyen con generosidad, reconociendo al otro, de esta manera es posible desarrollar valores a largo plazo." afirma Daza.

Queremos acercarles el prólogo y la introducción a este libro dejando constancia de la importancia de la temática de Integración y Desarrollo Territorial en nuestro país.

 

PROLOGO por Rubén Daza

Desde hace treinta años he trabajado en los temas de desarrollo y especialmente local y regional. He tenido la oportunidad de impulsar instituciones de apoyo a productores y emprendedores. También programas y metodologías. 

El desarrollo no es prioritario en las políticas estatales del norte argentino, y hacerlo con los emprendedores de la base de la pirámide económica es más complicado. Son sectores no reconocidos en la proporción que generan trabajo. 

Este apunte-manual conceptualiza y sistematiza una importante experiencia realizada en Jujuy desde la Secretaria de Economía Popular del Gobierno de Jujuy. Importante porque formo y financio a más de dos mil productores y emprendedores. 

Es una metodología que se generó en la Fundación Nueva Gestión a cuyos integrantes – su presidenta y equipo – agradezco especialmente por su compromiso con el fortalecimiento de personas y organizaciones. Tampoco puedo olvidar a la Fundación Fautapo de Bolivia en la persona de su Gerente Andreas Preisig e integrantes que con total generosidad nos aportó conocimiento y financiamiento. 

En el debate político y en relación a la creación de trabajo se escuchan muchos QUE y pocos COMO. Estas páginas están dirigidas al COMO y también a QUIENES –con que competencias- intervenir para lograr organizaciones y redes sustentables de la economía popular y solidaria. 

Sustentabilidad que tiene como base la cohesión de sus integrantes, su capacidad de crecer y construir gobernabilidad en su contexto. 

Los procesos formativos con el enfoque de competencias, las microfinanzas, los programas de financiamiento, el involucramiento de los municipios, la relación educación-producción fueron herramientas ejecutadas por el equipo de la secretaria en alianza con instituciones técnicas. Quiero resaltar especialmente el involucramiento y la productividad alcanzada por los integrantes de la secretaria. 

Tambien quiero destacar algunos miembros de la delegación de agricultura familiar en especial al equipo Bovino con el liderazgo del Ing. Zootecnista Jose Echenique. 

La metodología implementada tuvo como base la descentralización, esto es muy difícil en provincias donde se piensa que “el estado tiene vida propia” es decir que no necesita de nadie más. Delegar compartiendo principios y recursos es fundamental para construir redes. Las alianzas se construyen con generosidad, reconociendo al otro es posible desarrollar valores. 

Una tarea clave es construir poder sectorial, para lo cual debemos incrementar el empoderamiento que lleve a una organización con una representación genuina y comprometida. Que genere espacios y propuestas para incidir en la gestión política. 

Quiero finalmente agradecer al Gobernador Gerardo Morales por la posibilidad de llevar adelante esta SEP que tiene como innovación institucional la confluencia de la agricultura familiar con los emprendedores urbanos y dependiendo del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción en un claro mensaje que los actores de la economía popular y solidaria son trabajadores que producen bienes y servicios. 

Espero que estas herramientas sirvan a los militantes, productores y emprendedores a fortalecer el desarrollo de la economía popular y solidaria en el Norte Argentino. 

 

Introducción 

La idea de que los mercados se corrigen a sí mismos y asignan por sí solos de manera más eficiente y equitativa los recursos no es aplicable a todos los contextos. America Latina es la región más desigual, y no tiene el nivel de desarrollo tecnológico, industrial que los países del norte. Conviven economías del siglo XIX, XX y XXI. En el caso de la argentina, aplicar mismas políticas de mercado a todo el país profundiza la desigualdad regional (diez provincias del norte). 

Durante un cuarto de siglo ha habido una pugna entre los países en desarrollo y está claro quiénes han sido los perdedores: los países que aplicaron políticas neoliberales no sólo perdieron la apuesta por el crecimiento sino que, además, cuando sí crecieron, los beneficios fueron a parar desproporcionadamente a quienes se encuentran en la cumbre de la sociedad. (Stiglitz, 2008:1). 

Por otro lado, la economía popular y solidaria se asienta en rescatar el sentido ético de la economía (monetaria y no monetaria), a través de interiorizar en sus procesos de producción, distribución, intercambio y consumo, valores como: reciprocidad, cooperación, democracia participativa, solidaridad, redistribución, sustentabilidad (armonía con la naturaleza), con la finalidad de garantizar la reproducción de la vida (seres humanos), en condiciones dignas para todas las personas (Acosta, 2011; Coraggio, 2011; Razeto, 1999). 

Es por esta razón que la construcción de un sistema económico y solidario es un proceso transformador, diferente y alternativo a la supremacía de la economía capitalista y utilitarista, que se encamina a introducir de manera progresiva valores y modos distintos de hacer economía, tanto en el ámbito microeconómico como en el macroeconómico, en un contexto en el que, la globalización económica, refuerza la hegemonía del capital sobre la de los seres humanos y la naturaleza. 

Las organizaciones y el sector de la economía popular y solidaria, se enfrentan a varios retos que impone el contexto mundial y nacional, lo que a la vez abre varias oportunidades de cara a su fortalecimiento y consolidación para aportar a la construcción de sociedades más justas y redistributivas, más democráticas y participativas, en contrapeso a las prácticas económicas excluyentes y generadoras de pobreza. El gran reto de la economía popular y solidaria está, entonces, en avanzar en la consolidación de su modelo de gobernanza, como sector, y de buen gobierno cooperativo, como organizaciones y empresas de la economía popular y solidaria. 

Esto implica reforzar cinco pilares fundamentales: la participación, la sostenibilidad, el capital y patrimonio, el marco jurídico y normativo, y la identidad del sector, en los cuales debe primar la práctica permanente de los valores de solidaridad, reciprocidad, transparencia, democracia, equidad y cooperación. Para cada uno de estos pilares, se abren oportunidades para orientar a las organizaciones de la economía popular y solidaria a enfocar sus estrategias en lograr un mejor posicionamiento colectivo en la economía nacional y global 

La economía popular y solidaria es la forma de organización económica donde sus integrantes desarrollan procesos de producción, intercambio, comercialización, financiamiento y consumo de bienes y servicios, privilegiando al trabajo y al ser humano como sujeto y fin de su actividad. 

La economía popular y solidaria es un sector creciente de los pueblos de Latinoamérica a causa de la falta de creación de trabajo en relación de dependencia, la disminución del poder  adquisitivo, el aumento de la automatización que destruye puestos de trabajos rutinarios de los sectores medios. 

El capitalismo con el incremento exponencial de la incorporación de la tecnología digital y la concentración financiera en las empresas productoras de commodities, el alto costo de la inversión por puesto de trabajo configuran una dificultad creciente en las ciudades y ruralidad para resolver el tema de empleo registrado. 

Esto ha obligado a la gente a desarrollar el trabajo auto gestionado en forma individual o asociado sea en la fase productiva o comercial. 

En muchos casos por necesidad y en otros pocos como oportunidad, los espacios de trabajo abarcan temas rurales, gastronómicos, textil, regaleria, talleres barriales de oficios, juguetería, reciclado son algunos de las actividades a la que recurre la gente para aumentar o generar sus ingresos. 

Estas personas que auto gestionan sus ingresos permanecen invisibles para el estado en sus diferentes niveles, aun cuando representan según el documento de trabajo de UCA “Heterogeneidad y fragmentación del mercado de trabajo “(2010-2018), el 49,3 % de las personas “micro informales” pertenecen a la población económicamente activa. 

Este NO-REconocer del sector por parte del estado es consecuencia de dos conductas convergentes: 

Un sector con urgencias que no tiene tiempo ni método para reclamar al estado políticas de fomento y un estado que en general tiene pocas políticas efectivas de desarrollo para los sectores formales, directamente desconoce la existencia de la economía popular y solidaria. 

Llamando EPS a todas las denominaciones existentes en América latina de actividades humanas que no forman parte del sector privado tradicional ni del estado en todos sus niveles. 

En ambos casos es difícil encontrar instituciones estatales con especialización en el sector y con recursos suficiente para lograr impacto en cantidad, calidad y tiempo. 

Es en el sector de la ruralidad y específicamente en la agricultura familiar donde se realizaron importantes inversiones en los últimos treinta años y donde se crearon instituciones en especial nacionales para aplicar los fondos internacionales destinados al sector. 

Los resultados son pobres en materia de lograr grupos consolidados y con proyección generacional (la migración de los jóvenes del campo a la ciudad continuo de manera acelerada). Son múltiples causas, pero la falta de rentabilidad de los predios para producir excedentes inhibe la posibilidad de que los jóvenes continúen con las actividades de sus padres. 

Una de las causas de este fracaso es el modelo que llamo del “Formulario” combinado con la escasa o nula participación de las instituciones locales y/o provinciales o estaduales. 

Hay consenso en Latinoamérica que el “modelo formulario” o por proyecto, terminado el financiamiento se termina el proyecto o se desvanece con el tiempo en función del volumen de recursos invertidos. 

En el apartado diagnostico podemos ver un informe de evaluación del programa Proderi del FIDA durante el 2018 en el documento “ “que no es muy diferente de un conjunto de programas /proyectos ejecutados en los últimos veinte años. 

Los grupos que sobrevivieron necesitaron seguir recibiendo recursos para poder seguir sosteniendo la institución. Al decir de una delegada provincial en referencia a las instituciones que reciben fondos internacionales o nacionales “son cascaras vacías sin gente adentro” preparadas para cumplir los requisitos que exigen esos programas. 

No lograron influir ni cuali-cuantitativamente en el sector, obvio que en el conjunto de la economía es inexistente. 

Lo más importante que dejaron los recursos invertidos son las obras de infraestructura especialmente de agua y riego. 

Frente a este panorama la Secretaria de economía popular (SEP) elaboro una estrategia donde los proyectos deben ser parte de procesos formativos integrales y los procesos están conformados por alianzas y los aliados se comprometen con técnicos calificados y con valores. 

Para hacer efectivo o esta estrategia se construyó una estructura descentralizada que permitía a los aliados a disponer de los recursos en tiempo y forma que exigían las actividades programadas en los procesos. También tener la autonomía necesaria para cumplir con sus roles institucionales más allá de lo formal. 

El municipio es la institución aliada fundamental para toda intervención pero especialmente para las ciudades de menos de 30000/40000 habitantes donde la presencia activa de empleados y funcionarios locales ejercen una presión positiva que facilita la ejecución del proceso. 

La otra institución clave es la técnica que debe involucrarse con un técnico con un perfil de campo (más que de investigación) y por otro lado entender que se trata de un proceso y no de actos aislados. 

Este proceso formativo se inicia con un taller cero que involucra a los productores, técnicos y gestores para definir en base a los problemas del grupo se construye una currícula que tiene aspectos importantes : la participación activa de los productores y que se basa en las soluciones a los problemas que consideran prioritarios. 

Este proceso formativo se lleva adelante con una herramienta pedagógica que es la formación por competencias. 

Un Proceso Formativo dentro de la Formación Técnica Profesional puede entenderse como una propuesta educativa fundamentada en el crecimiento de los destinatarios-trabajadores, desocupados, productores, unidades productivas, entre otros – a partir del fortalecimiento de sus conocimientos técnicos, tecnológicos, actitudes y valores para la convivencia social, que le permiten desempeñarse en una actividad productiva. 

Esta formación implica el dominio operacional e instrumental de una ocupación determinada, la apropiación de un saber técnico y tecnológico integrado a ella, y la capacidad de adaptación dinámica a los cambios constantes de la productividad. 

La persona así formada es capaz de integrar tecnologías, moverse en la estructura ocupacional, plantear y solucionar creativamente los problemas y “saber hacer” en forma eficaz. 

Un proceso formativo se desarrolla partir de una serie de pasos o etapas que respetan y aseguran una sistematicidad y coherencia educativa. En ellos intervienen aspectos institucionales y diversos actores, tales como las empresas, personas o comunidades, gestores municipales, técnicos de organismos gubernamentales, ONGS, fundaciones dedicadas a la formación profesional, entre otras. 

Este modelo en definitiva busca una alianza local entre el municipio, las entidades técnicas y los productores. 

Entonces frente al inexorable avance de la tecnología en las distintas actividades productivas y de servicios, la baja calidad educativa especialmente de los sectores populares tal como se indica mas adelante, hay que hacer un esfuerzo en la construcción de una institucionalidad local, provincial y regional que permita procesos integrales con el mayor profesionalismo posible por el lado de lo técnico, pero también un avance en el empoderamiento político del sector de la economía popular. 

Se debe construir poder político sectorial que retroalimente el trabajo de esas nuevas o viejas estructuras repensadas, pero también desde lo técnico-productivo económico también aportar al fortalecimiento del poder político sectorial. 

He tenido la oportunidad de participar junto a otros compañeros en diferentes encuentros, foros sectoriales, foros regionales, de presentación de experiencias, debates, investigaciones, clases magistrales, exposiciones innovadoras, etc. Hay pocos “COMOS” y “QUIENES”. Creo que debemos hacer esfuerzos a debatir estructuras que cumplan los requisitos básicos de apoyos al sector, participativos, sostenibles e innovadoras. 

Que trabajen procesos, integralidad, personalización y con capacidad técnica. Necesitamos debatir las formas de participación política sectorial que ayude a construir poder a los productores y emprendedores. De esa manera estaremos en condiciones de retroalimentar políticas públicas que ayuden a construir nuevos espacios para resolver nuevos o viejos problemas: tierra, infraestructura, comunicación, educación local, técnicos locales, vivienda rural, etc. que constituyen las aspiraciones que tenemos todos los que queremos construir una sociedad más justa donde todos sus integrantes tengan un buen vivir. 

MÁS NOVEDADES
Fernando Stefani. “No veo a ningún político hablando de cómo vamos a crear riqueza”
Ni desarrollado ni en vías de desarrollo. Fernando Stefani, vicedirector del Centro de Investigaciones de Bionanotecnología del Conicet define a la Argentina como un país rezagado en materia de inversión en investigación y desarrollo científico-tecnológico que haga su aporte a un crecimiento sostenible. Advierte que las fronteras se corren continuamente en otros países.
VER MAS
Se realizó el Curso de Cervecería NOA, de la mano de la Subgerencia Regional de Jujuy del INTI y FSC
La Subgerencia Regional del INTI en Jujuy, junto a la Fundación Saber Cómo realizaron un Curso de Cervecería para fomentar el desarrollo y fortalecimiento de las cadenas productivas regionales. Se capacitaron más de 50 personas de Santiago del Estero, Salta y Jujuy. Surgieron ideas para dar una continuidad a acciones destinadas a mejorar la calidad de la producción de Cerveza en las región.
VER MAS
Programa de Trabajo y Territorio con la Asociación Civil “Vecinos Sin Techo y Por Una Vivienda Digna”
La misión del convenio es apoyar y asistir en lo tecnológico y social. Busca innovar en tecnologías sustentables aplicadas en el Barrio Intercultural de la localidad de San Martín de los Andes, Provincia de Neuquén. Es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social, desde la Dirección Nacional de Economía Popular.
VER MAS
“Programa Trabajo y Territorio” de La Fundación Saber Cómo y La Asociación Civil “Vecinos Sin Techo y Por Una Vivienda Digna”
La misión del convenio es apoyar y asistir en lo tecnológico y social. Busca innovar en tecnologías sustentables aplicadas en el Barrio Intercultural de la localidad de San Martín de los Andes, Provincia de Neuquén. Es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social, desde la Dirección Nacional de Economía Popular.
VER MAS
Realizamos en Jujuy el “Programa Trabajo y Territorio” para emprendedores regionales
Una de las acciones más destacadas de la Fundación Saber Cómo en 2018 fueron las capacitaciones para emprendedores y productores con proyectos de economías regionales en vías de expansión de distintas zonas de la provincia.
VER MAS
Concluyo con éxito el Programa Anual de Integración y Desarrollo Territorial en Jujuy
Como cierre de la etapa 2018 de Formación en Competencias de Fundación Saber Cómo, entregamos Certificados de aprobación y participación por 38 hs. de Taller a 85 Gestores y Promotores y a 61 Emprendedores de la Provincia de Jujuy.
VER MAS
Fundación Saber Cómo realizó el 3° encuentro de capacitaciones en Jujuy
Las capacitaciones estuvieron orientadas a mejorar la cadena de valor y de comercialización de productores regionales que tienen pequeñas y medianas empresas. También se enfocó en ampliar las herramientas  técnicas para cada gestor-productor y sus proyectos.
VER MAS
La Fundación brindó cursos de tecnologías productivas para el bien común en Jujuy
La Fundación desarrolló la segunda parte de talleres y cursos para gestores, productores rurales y urbanos en Jujuy. El fin de dichas jornadas, fue ayudar a desarrollar la cadena de valor y comercialización de sus productos regionales.
VER MAS
Agua y desarrollo
“No hay desarrollo real si no hay una mejora en las condiciones de vida de la gente y el manejo de los recursos hídricos es clave para eso, porque el agua es todo para la producción de lo que comemos, y tanto su déficit como su exceso generan muerte. Por eso, en el manejo de estos recursos habría que encontrar el modo de disminuir las pérdidas de agua por excesos y usarlos para cubrir el déficit”, dijo el decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), Rodolfo Golluscio, durante el tercer encuentro del Programa Interdisciplinario de la UBA para el Desarrollo (PIUBAD) que se desarrolló en esa facultad el 10 de octubre pasado. En esta oportunidad, el encuentro estuvo dedicado al vínculo entre desarrollo y recursos naturales, en particular, a la “incidencia de las políticas y del marco institucional en el ordenamiento de los recursos hídricos”.


VER MAS
La ONU celebra el Día Mundial del Turismo invitando a los viajeros a respetar los lugares que visitan
El turismo es el tercer sector de exportación del mundo, después de los productos químicos y los combustibles, y aporta esperanza, prosperidad y entendimiento además de ser el medio de vida para muchas personas, declaró el Secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT) este miércoles.



VER MAS
Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017
El Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017
hace una revisión de los 17 Objetivos en el segundo año de implementación
de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El informe se
basa en los últimos datos disponibles. Destaca tanto los logros
como los desafíos a medida que la comunidad internacional avanza
hacia la plena realización de las ambiciones y principios expuestos
en la Agenda 2030.
VER MAS
Cooperación Funcional
A veces, las acciones de los distintos países funcionan mejor si se coordina con otras naciones. El BID trabaja con sus países miembros para identificar estas oportunidades, que se conocen como cooperación funcional, y los alienta a actuar de manera colectiva para obtener resultados óptimos de desarrollo. Esto puede implicar la búsqueda de mejores formas de aprovechar un recurso hídrico compartido, o asegurar que los países elaboren en forma conjunta un plan para enfrentar los desastres naturales. El Banco apoya esta cooperación funcional para lograr la integración regional a través de la Iniciativa de Bienes Públicos y la Cooperación Sur-Sur, entre otros mecanismos.
VER MAS
Cooperación Funcional
Objetivo

El BID tiene como objetivo apoyar las acciones nacionales, transnacionales e interregionales para lograr un objetivo común de desarrollo en cualquier sector. Logramos este objetivo a través de la producción de bienes públicos regionales o la cooperación Sur-Sur, que pueden añadir valor a una intervención nacional.
VER MAS
Integración Regional
Además de estas importantes entidades, las actividades están dirigidas hacia instituciones de pequeñas dimensiones ubicadas en territorios de frontera, como Gobiernos Municipales, Provinciales o Regionales que se convierten en actores principales de los procesos de integración transfronteriza.

Las actividades en este ámbito miran al intercambio de experiencias y de buenas prácticas entre países latinoamericanos, de fortalecimiento de las capacidades institucionales a nivel político, normativo, macroeconómico, de las infraestructuras y para la creación de redes, teniendo como ejemplo la experiencia europea.

VER MAS
PYMESLATINAS Móvil
VER MAS
Procesos de integración regional
El Mercado Común del Sur (MERCOSUR) se constituye el 26 de marzo de 1991 por el Tratado de Asunción. Está integrado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y Venezuela, país que se incorporó como miembro de pleno derecho en 2012. En la Cumbre de Brasilia de diciembre de 2012, Bolivia firma el Protocolo de Adhesión. MERCOSUR aglutina el 75 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Suramérica.
VER MAS
Hoy se celebra el Día Mundial del Turismo centrado en el turismo sostenible
El Día Mundial del Turismo, que se celebra cada 27 de septiembre, se centrará este año en el turismo sostenible como instrumento de desarrollo, por lo que --en sintonía con el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, 2017-- el día estará dedicado a explorar la contribución del turismo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
VER MAS
FAO, FIDA, OMS, PMA y UNICEF. 2017. El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017. Fomentando la resiliencia en aras de la paz y la seguridad alimentaria. Roma, FAO.
Fomentando la resilencia en aras de la paz y la seguridad alimerntaria
VER MAS
INGLATERRA Y FRANCIA ABANDONARAN EL USO DE COMBUSTIBLE FÓSILES PARA LOS AUTOMÓVILES EN 20 AÑOS
En Europa los autos dejarán de usar combustibles fósiles a partir de 2040, prohibiendo la venta de nafta y diésel.
VER MAS
El 60% de la huella ecológica es producido por la emisión de CO2 a la atmósfera
El pasado 8 de agosto la Tierra consumió todos sus recursos renovables del año
VER MAS
Energía Renovable y Distribuida, una realidad en Argentina
Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica. A fin de año la contribución de las fuentes de ENERGÍA RENOVABLES deberá alcanzar el 8% del consumo de energía eléctrica nacional. Avanza la instalación de medidores de electricidad inteligentes para pequeños usuarios.
VER MAS
Investigadores en la práctica: ¿Cómo puede la innovación social transformar las sociedades en las que vivimos?
Este evento marca el fin de un proyecto internacional de investigación de cuatro años sobre la innovación social transformadora (TRANSIT). El proyecto involucró a 12 institutos de investigación de Europa y América Latina, y fue coordinado por DRIFT, un instituto líder en transiciones de sostenibilidad. Un equipo de investigadores internacionales unió esfuerzos para estudiar cómo las innovaciones sociales pueden tener un impacto transformador en la sociedad. En América latina, este proceso de investigación y articulación entre investigación y práctica fue liderado por el Instituto de Estudios sobre la Ciencia y la Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes y la Red de Tecnologías para la Inclusión Social.
VER MAS
Modelos de desarrollo: ¿Litio para qué?
Los discursos sobre el potencial que representa el litio, clave para la fabricación de baterías como las que utilizan electrónicos de consumo y vehículos eléctricos, suelen dejar de lado problemáticas como la explotación de este mineral, no solo en el aspecto ambiental sino también cultural.
VER MAS
Etiquetado de alimentos: Un debate que crece
Etiquetas en Alimentos. No son lo que parece. La abundancia de información falsa o engañosa es un tema de preocupación
VER MAS